Muscular

  • Aivia los dolores musculares no infecciosos. (Ver más abajo)
  • Relaja la tensión ejercida sobre los músculos.
  • Desinflama las fibras musculares contracturadas.
  • Favorece al enlongamiento de las fibras musculares.
  • Ayuda a la recuperación de lesiones musculares.

 

Uso: 30 gotas 2 a 3 veces al día, diluidas en agua.

Hierbas contenidas: 

  • Como antiinflamatorias:Malva, Ortiga, Jengibre, Culantrillo, Árnica, Mastuerzo, Hamamelis.
  • Como analgésicas: Corteza de sauce, Harpagofito, Raíz de llantén, Cemicifuga, Clavo de olor, Pimienta negra, Cúrcuma, Azahares, Canela, Menta, Romero, Corteza de Quina Roja.
  • Como nervinas: Valeriana, Passiflora, Lavanda, Melisa, Tilo, Leonotis, 
  • Como pro-colágeno: Caléndula, Rosa Mosqueta, Gel de Aloe, Fucus, Raíz de Confrei, Cola de Caballo, Centella Asiática.
  • Como sales minerales: Cloruro de Potasio y Cloruro de Magnesio.
  • Como emotivas: Flor de Romero, para aquellos que se sobre-exigen, o que están sobre-exigidos por su entorno, que se cargan o que les cargan "la mochila" al hombro que lesiona los músculos. Y Flor de Eucalipto, para aquellos que son tan "autosuficientes", que quieren "demostrar" al mundo que "pueden con todo", cargandose la vida sobre la espalda.  

 

Interacciones: Si ud toma relajantes musculares sintéticos, la acción somnifera puede verse incrementada.

Complementos que ayudan al tratamiento: Jugos verdes diarios. Citrato de Magnesio 1gr al día. Citrato de potasio 4gr al día. Por 3 meses.

Notas:

  • Por dolores musculares vinculados a infecciones uselo junto con ANTIBIÓTICO.
  • Cuando lo dolores musculares se vinculan con gripes o resfrios, utilicelo con GRIPE & RESFRIOS.
  • Si el dolor muscular es por agotamiento crónico, utilicelo con ADAPTÓGENO.
  • Si el dolor muscular es por fibromialgia, utilicelo con ANIMA EXPRESSIO F.
$ 840,00 1

$ 756,00

  • 0,34 kg
  • disponible
  • Plazo de entrega 1 - 3 días

¿QUIERE SABER MAS?

 

Sea postural, por sobre esfuerzo o íntegramente emocional, el dolor muscular es una condición recurrente de nuestra sociedad. 

Existen casos de personas que sostienen una postura exigida o tensional durante su jornada laboral y llegan al final del día con un dolor intolerable que luego se extiende a la cabeza, generando migrañas y jaquecas. Muchas de ellas crónicas. A veces estos trabajos involucran malos movimientos, levantar pesos o correr muebles, pero otras veces es simplemente escribir durante horas, administrando tensión nerviosa sobre todos los músculos (espalda, brazo, cuello y mano) que participan de la escritura.

Una deficiencia de magnesio y potasio suele estar asociada también. Suplementarlo es de recomendación, en especial cuando hay calambres o adormecimientos musculares recurrentes. Este producto aporta estos 2 minerales, sin embargo lo hace en dosis homeopática, a fin de simplemente recordar a las células, que deben absorberlo de la alimentación. Lo cual nos lleva a ¿Que tipo de alimentación tiende ud? Sería un buen momento para cambiarla. Comience por googlear "alimentos con magnesio y potasio". Será un buen comienzo para un cambio significativo de su diario comer.

 

Y luego pregúntese ¿que es lo que sus músculos están sosteniendo? Ud sabe a que me refiero. Es la obligación diaria de ser el referente de su empresa? ¿ Son 10 empleados que dependen de su decisión?¿es un conflicto familiar que no logra solucionar?¿un familiar enfermo que depende de ud?. o ¿quizá se trate de su propio Ego?. ¿Será esa imagen auto o semi auto designada que tenemos que a diario sostener frente a quienes nos rodean? Nuestra vida afectiva es un desastre, nuestra economía se arrastra para llegar a fin de mes, mis hijos no me hablan... etc, y aún así, para el que me ve por fuera día a día, debo ser un retrato de paz, integridad, de seguridad y firmeza. Por dentro me desmorono y por fuera soy una pared de ladrillos en la que todos se apoyan cuando están por caer. Claro! "levanto ladrillos a diario", como no me van a doler los músculos!


Nat. Sergio Daniel Gutiérrez

 


¿Qué es la contractura muscular?

Una contractura muscular es, como su nombre indica, una contracción del músculo. Esta contracción de músculo o alguna de sus fibras es continuada e involuntaria, provocando que el músculo esté en constante tensión.

Es una lesión es bastante común, no solo entre deportistas, que puede impedir hacer gestos con normalidad y sin dolor. Por esa razón, es importante saber identificar las contracturas musculares, diferenciarlas de otras lesiones y poner remedio.

Las contracturas musculares pueden distinguirse según su origen:

  • Durante el esfuerzo: Mientras realizamos ejercicio físico el cuerpo metaboliza sustancias activas y produce el movimiento, pasando a ser sustancias de deshecho o inactivas (metabolitos). Si el esfuerzo es excesivo, por dureza o por falta de entrenamiento, el organismo no depura los metabolitos en el torrente sanguíneo y se produce dolor e inflamación.
  • Posterior al esfuerzo: El músculo es incapaz de volver al estado de reposo. A veces ocurre que, después del ejercicio intenso, si el músculo ha sido sometido a gran trabajo, no es capaz de volver al estado de relajación.
  • Residuales: Cuando hay una lesión grave, la musculatura que la rodea tiende a contraerse como protección. Esto que hace que, aunque esté curada la lesión principal, los músculos de alrededor queden contracturados.

Pronóstico de la enfermedad

Se trata de una lesión poco grave pero molesta, que puede empeorar si no se trata debidamente. Si se retrasa excesivamente puede ser muy complicado recuperar el rango de movimiento normal.

Síntomas de la contractura muscular

Normalmente el músculo se contrae y se distiende pero, en determinados casos, el músculo no se relaja y sigue contraído, manteniéndose la zona dura e hinchada. Los síntomas, por lo tanto, son un abultamiento de la región al tacto, conocido como “nudo”. Síntomas habituales son el dolor y la limitación del movimiento, con mayores limitaciones según la gravedad de la lesión. Por lo tanto, podemos distinguir estos cuatro síntomas:

Dolor y rigidez articular y muscular.

  1. Movimientos reducidos.
  2. Debilidad muscular.
  3. Uso limitado de la zona afectada.

Pruebas médicas para la contractura muscular

El diagnóstico se basa en la palpación del músculo afectado, para detectar posibles abultamientos o áreas con mayor tensión. Al desplazar los dedos se intenta detectar un punto con mayor resistencia, donde las fibras musculares están contraídas. Además también se valorará si existe dolor en la zona, lo cual confirmará la presencia de una contractura. Otro método consiste en probar la movilidad del músculo afectado, partiendo con la referencia del músculo del lado opuesto. En determinados casos se puede realizar una radiografía de la zona afectada por el dolor para descartar una fractura

¿Cuáles son las causas de la contractura muscular?

Las contracturas musculares suelen aparecer cuando el músculo hace una actividad inapropiada, en intensidad o función. Así, puede ocurrir cuando levantamos demasiado peso o cuando realizamos un esfuerzo mantenido en el tiempo, por ejemplo. Algunas de las principales causas son:

  1. Frío: ante el frío ambiental o la solicitación muscular, si no se realiza un calentamiento adecuado puede generar una contractura.
  2. Sobreesfuerzo: ya mencionado, si exigimos una intensidad repentina o durante un tiempo prolongado sin descanso se puede producir la lesión. También en casos de posturas inadecuadas durante un tiempo prolongado. Las personas sedentarias son más propensas a sufrir una contractura debido a que el músculo no está preparado, al igual que los deportistas si no se preparan adecuadamente.
  3. Estrés emocional debido a la tensión acumulada.
  4. Deshidratación: la falta de agua u otros componentes como el magnesio, la glucosa o el potasio aumentan las probabilidades de sufrir una contractura, ya que son elementos importantes para el correcto funcionamiento de los músculos.
  5. Edad avanzada: las personas mayores pierden elasticidad y son más propensas a esta clase de lesiones.

¿Se puede prevenir?

Siempre se deberían prevenir las contracturas musculares realizando un buen calentamiento, previo al ejercicio físico, para preparar el músculo. También es útil hacer una programación progresiva de intensidad del ejercicio (de menos a más). Asimismo, un buen trabajo de flexibilidad evitará las contracciones musculares, al mejorar la distensión y recuperación del músculo tras el ejercicio.

Otras recomendaciones a tener en cuenta son las siguientes:

  1. Evitar movimientos repetitivos: si no es posible, por trabajo u otros motivos, se recomienda parar cada dos horas para realizar estiramientos durante cinco minutos en la zona más afectada por la repetición.
  2. Mantener una correcta postura y disponer de un buen material de trabajo (silla, colchón, etc.).
  3. Correcta higiene muscular: hábitos como los masajes o la aplicación del calor son positivos para los músculos, que además de curar lesiones sirven para prevenir nuevas apariciones.

 

 

Fuente https://www.topdoctors.es/diccionario-medico/contractura-muscular



Otras personas también vieron esto

Ashwagandha
$ 650,00 1 desde $ 620,00
Insomnio
$ 840,00 1 desde $ 756,00
Parálisis
$ 479,00 1 desde $ 419,99
Potenciador Anímico
$ 840,00 1 desde $ 756,00
Relax!
$ 479,00 1 desde $ 419,99
Sistema Nervioso Central - (SNC)
$ 820,00 1 desde $ 756,00
Stop Stress
$ 479,00 1 desde $ 419,99
Tilo
$ 479,00 1 desde $ 419,99

Todos nuestros productos son comercializados como "curiosidad botánica" y no están habilitados para el consumo humano. El uso de los mismos es responsabilidad del comprador.

Lea nuestras políticas.