Parálisis

  • Contribuye a la recuperación natural de la función muscular.

 

Contiene:

  1. Árnica
  2. Salvia
  3. Clavo
  4. Tomillo
  5. Ortiga
  6. Fosfato de Potasio 
  7. Ginkgo
  8. Zarzaparrilla
  9. Retama
  10. Fumaria
  11. Parietaria
  12. Muerdago
  13. Hamamelis
  14. Nogal
  15. Enebro
  16. Raíz de Maguey
  17. Genciana
  18. Ruibarbo
  19. Vinca
  20. Nuez de Kola
  21. Raiz de Ashwagandha 
  22. Raíz de Ginseng 
  23. Romero 
  24. Milenrama 
  25. Corteza de Canela 
  26. Cáscara de naranja
  27. Penca de Maguey
  28. Extracto floral de Pensamiento
  29. 7 sangrías 
  30. Ajo 
  31. Quina
  32. Boldo
  33. Raíz de Genciana
  34. Castaño de Indias

 

 

Uso: Diluido en agua, 30 gotas cada 8/12 horas.

Contraindicaciones: No presentes.

$ 479,00 1

$ 419,99

  • 0,16 kg
  • disponible
  • Plazo de entrega 1 - 3 días

¿QUIERE SABER MÁS?

 

La parálisis es la pérdida de las funciones musculares en parte de su cuerpo. Ocurre cuando algo funciona mal en la transmisión de los mensajes entre el cerebro y los músculos. Las parálisis pueden ser totales o parciales. Puede ocurrir en uno o en ambos lados del cuerpo. También puede ocurrir sólo en un lugar o diseminarse. La parálisis de la mitad inferior del cuerpo, que afecta a ambas piernas, se denomina paraplejia. La parálisis que afecta los brazos y las piernas es una cuadriplegia.

La mayoría de las parálisis se deben a derrames o lesiones, como las lesiones de la médula espinal o una fractura en el cuello. Otras causas de parálisis incluyen:

Enfermedades nerviosas, tales como la esclerosis lateral amiotrófica

Enfermedades autoinmunes, como el síndrome de Guillain-Barré

Parálisis de Bell, que afecta los músculos de la cara.

 

La pérdida de la función muscular se presenta cuando un músculo no trabaja ni se mueve normalmente. El término médico para la pérdida completa de la función muscular es parálisis.

La pérdida de la función muscular puede ser causada por:

 

Una enfermedad del músculo en sí (miopatía)

Una enfermedad del área en la que se encuentran el músculo y el nervio (unión neuromuscular)

Una enfermedad del sistema nervioso: daño a nervios (neuropatía), lesión de la médula espinal (mielopatía) o daño cerebral (accidente cerebrovascular u otra lesión cerebral)

La pérdida de la función muscular después de este tipo de eventos puede ser grave, en algunos casos, es posible que la fuerza muscular no se recupere por completo, aun después del tratamiento.

 

La parálisis puede ser temporal o permanente y puede afectar un área pequeña (localizada) o extensa (generalizada). Puede afectar un solo lado (unilateral) o ambos lados (bilateral).

 

Si la parálisis afecta la mitad inferior del cuerpo y ambas piernas, se denomina paraplejia. Si afecta tanto los brazos como las piernas, se denomina cuadriplejia. Si afecta los músculos que causan la respiración, es potencialmente mortal de manera rápida.

 

Las enfermedades de los músculos que causan la pérdida de la función muscular abarcan:

 

  1. Miopatía asociada con el alcohol
  2. Miopatías congénitas (generalmente debido a un trastorno genético)
  3. Dermatomiositis y polimiositis
  4. Miopatía inducida por fármacos (estatinas, esteroides)
  5. Distrofia muscular

Las enfermedades del sistema nervioso que causan pérdida de la función muscular abarcan:

 

  1. Esclerosis lateral amiotrófica (ELA o enfermedad de Lou Gehrig)
  2. Parálisis de Bell
  3. Botulismo
  4. Síndrome de Guillain-Barré
  5. Miastenia grave o sindrome de Lambert-Eaton
  6. Neuropatía
  7. Intoxicación paralizante por mariscos
  8. Parálisis periódica
  9. Lesión del nervio peroneo
  10. Poliomielitis
  11. Lesión de la médula espinal
  12. Accidente cerebrovascular

Cuidados en el hogar

La pérdida súbita de la función muscular es una emergencia. Busque ayuda médica de inmediato.

 

Después de que haya recibido tratamiento médico, su proveedor de atención médica puede recomendar algunas de las siguientes medidas:

 

Seguir la terapia prescrita.

Si hay daño en los nervios que van a la cara o a la cabeza, usted puede tener dificultad para masticar y deglutir o para cerrar los ojos. En estos casos, se puede recomendar una dieta blanda. También se necesitará alguna forma de protección ocular, como un parche en los ojos mientras está dormido.

La inmovilidad prolongada puede causar complicaciones graves. Cambie de posición con frecuencia y tenga cuidado con la piel. Los ejercicios de amplitud de movimiento pueden ayudar a mantener algo del tono muscular.

El uso de férulas (tablilla) puede ayudar a prevenir las contracturas musculares, una afección en la cual un músculo se vuelve corto de manera permanente.

 

Fuente: https://medlineplus.gov/

 

 


Comparte lo que hace bien!.

Uno de tus amigos puede necesitar gotas de salud.

Driadas.com



Otras personas también vieron esto

Ácido Úrico
$ 479,00 1 desde $ 419,99
Aftas, Llagas & Encías
$ 479,00 1 desde $ 419,99
Analgésico
$ 479,00 1 desde $ 419,99
Anima Expressio
$ 840,00 1 desde $ 756,00
Anima Expressio F
$ 479,00 1 desde $ 419,99

Todos nuestros productos son comercializados como "curiosidad botánica" y no están habilitados para el consumo humano. El uso de los mismos es responsabilidad del comprador.

Lea nuestras políticas.